Domingo, 21 de enero de 2007
Oriana Fallaci ha muerto entre un disimulado alivio de varios sectores; al publicar ?La rabia y el orgullo?, muchos fervorosos de anta?o, la repudiaron y rehuyeron, tach?ndola de radicalidad. Es bueno, rogando a Dios que la acoja en su misericordia, recordar su objetividad y audacia, en su incisiva sencillez expresiva y su sinceridad. Los visires de izquierda que aprovecharon su decoro y honestidad reaccionan a su muerte con la renuncia del silencio. Su arrojo lo tildaron de trivialidad y torpeza, al analizar la rabia agresiva de los fundamentalistas isl?micos y prevenir sobre el ap?tico declive de Occidente, falto de una reacci?n vigorosa, ante una gente enfurecida que viene a cortar cabezas y colocar mezquitas.
Por eso el Papa alert? que la fe no se impone con las armas, todos los intentos que se han llevado a cabo, a tal fin, en la historia, todos, han fracasado, porque la fe se lleva con la palabra. Por eso, con la comprensi?n c?mplice de mucha progres?a europea, siguen las protestas y amenazas de muerte, la Uni?n Mundial de Ulemas Isl?micos insta a los musulmanes a 'expresar su ira el pr?ximo viernes' y el mismo ayatol? Ali Jamenei, gu?a de la Rep?blica Isl?mica de Ir?n, concluy? que el discurso de Benedicto XVI es "el ?ltimo eslab?n" de una cruzada contra el islam dirigida por Estados Unidos e Israel. Por eso hombres alejados de la Iglesia, como el se?or Robles, expresan: ?Agradezco al Papa, yo que soy ateo, que sea la primera personalidad que lanza un mensaje contundente contra la barbarie integrista que amenaza a Occidente. Ahora entiendo que la Iglesia Cat?lica es mucho m?s que fe y dogmas?; y el se?or Ligur afirma: ?Sin ser practicante pido a Dios que ilumine al Pata Benedicto y no pida perd?n a esa pl?yade de fan?ticos obnubilados. Se debe pedir perd?n cuando se comete un error y esto no ha ocurrido. En cambio, si occidente mantuviese un m?nimo de valent?a y dignidad debiera empezar sin demora a controlar qui?nes se han establecido en nuestra casa?.
Por eso, el presidente iran?, Mahmud Ahmadineyad, asegurando que las palabras del Sumo Pont?fice sobre el islam y la violencia han sido "malinterpretadas", ha dicho: "Respetamos al Papa y a quienes defienden la paz y la justicia. Pero, subrayando la contradicci?n entre los valores cristianos de los pa?ses occidentales y los conflictos que se han desarrollado en las ?ltimas d?cadas, a?adi?:"Todas las guerras del siglo XX han sido causadas por los pa?ses europeos y Estados Unidos".
Por eso, la periodista Oriana public?: ?Hoy, s?lo me arrepiento de haber dicho menos de lo que habr?a debido decir y de haber llamado s?lo ciegos a los que hoy llamo colaboracionistas. Es decir, traidores. A?ado, adem?s, que la rabia y el orgullo se casaron y han dado a luz un hijo robusto: la indignaci?n. Y la indignaci?n ha aumentado la reflexi?n y ha alimentado la Raz?n. La Raz?n ha incendiado la verdad que los sentimientos no hab?an incendiado y que hoy puedo expresar abierta y claramente. Pregunt?ndome, por ejemplo: ?Qu? tipo de democracia es la que favorece la teocracia, restablece la herej?a, am?n de torturar y quemar vivos a sus hijos? ?Qu? tipo de democracia es aquella en la que la minor?a cuenta m?s que la mayor?a y, en contra de la mayor?a, manda y chantajea? Esa es una no-democracia, un embrollo, una mentira. ?Y qu? tipo de libertad es la que impide pensar, hablar, ir contracorriente, rebelarse y oponerse a quienes nos invaden y nos amordazan? ?Qu? tipo de libertad es la que, adem?s de las razones, quiere censurar los sentimientos y, por lo tanto, establecer lo que debo amar, lo que debo odiar y, por consiguiente, si odio a los americanos y a los israel?es voy al Para?so y si no amo a los musulmanes, voy al Infierno? Una no-libertad, una burla, una farsa. Con indignaci?n y en nombre de la Raz?n retomo, pues, el discurso que hace m?s de dos a?os cerr? diciendo basta, basta. Con indignaci?n y en nombre de la Raz?n grito, mientras Europa se convierte cada vez m?s en una provincia del islam, en una colonia del islam. E Italia (Espa?a) en la vanguardia de esa provincia, en su avanzadilla?.
Mientras tanto, las amenazas siguen.


Camilo Valverde Mudarra
Catedr?tico de Lengua y Literatura Espa?olas
Publicado por CamiloVMUDARRA @ 20:20
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios