Lunes, 15 de enero de 2007
"La violencia es tan ineficaz como inmoral. Ineficaz, porque engendra un c?rculo infernal que conduce al aniquilamiento general. Inmoral, porque quiere humillar al adversario y no convencerlo, porque destruye la comuni?n y hace imposible la fraternidad".
Martin Luther King



La ignorancia, en su osad?a, deforma la libertad y la democracia, se acomoda en la p?rdida de valores y en la crisis medular de mezquindad, zafiedad e incultura y se revuelca en las calumnias y patra?as, cotilleo y sexo, para campear por el libertinaje... A esto, ahora, se le llama progres?a y modernidad.
Ha sido en Barcelona el tiroteo de unos sujetos contra un hombre; fue, en Asturias o Andaluc?a, la violaci?n y asesinato de una muchacha que regresa sola y es, en Madrid, a la vista de los at?nitos transe?ntes, el asesinato de un joyero, como otros compa?eros son atracados y asesinados en sus tiendas; y son familias vejadas, agredidas y apaleadas por robo y con sa?a, en sus propias casas; y all? las dejan en su propia sangre. Inmediatamente, las fatuas voces que se tildan de "progresistas" acuden, con su papanatismo, a casi achacar el asesinato al Ministerio del Interior porque faltan guardias en la calle, no que sobran las bandas de delincuentes, los extra?os pululando sin trabajo y los ociosos de aqu? y de all? que, en avalanchas de descontrol, se cuelan por la puerta ancha de la ilegalidad y la falsa bondad. No, no es el ministro de turno. Faltan leyes contundentes, falta el respeto, la educaci?n y resignaci?n; sobran la inepcia y la injusticia. Perjudican los inmigrantes ilegales que no se controlan y no se ponen lejos de nuestra frontera. Denigran los presos en grados atenuados de cumplimiento de la pena, empezando por los maleantes de chaqu? y despacho que pasean su golfer?a y se r?en de su listeza y de nuestra paciencia y terminando por los bandidos y mafiosos importados del Oriente Europeo, de ?frica y de Am?rica.
?Es que se necesita la modernidad y el progresismo! Pero, acallar estas cosas se llama transigencia. Connivencia es la colectiva y medi?tica degradaci?n ?tica de las televisiones de consumo masivo; la insolencia y la dejadez que cabalgan en la groser?a; la p?rdida de autoridad por parte de los profesores; la supremac?a del dinero como medida de todas las cosas y ?nica norma moral; la absoluta ausencia de principios; la injusticia campante y, adem?s, encomiada. Y, si alguno piensa, dice o hace lo opuesto y discrepa es un espa?olista, un facha, un xen?fobo, un d?spota, un intolerante, y todo aquello que su idiotez les brinda. Solamente se han plegado a la moda y a la desfachatez, se han subido al carro que m?s traquetea, se han pegado a la chaqueta que m?s casca y brilla y ufanos pasean su piller?a y pobreza mental.
No es justo ni necesario permitir lo impermisible. No es preceptivo tolerar lo intolerable. Falta poner los valores sobre la mesa y cortar por lo sano. Ha de venir la hora y es esta, en que prevalezcan absolutamente la honradez, la integridad y la hombr?a, para destronar la falsedad y establecer la rectitud y la certeza. Hay que entender que junto a los derechos existen imprescindibles deberes; que s?, que esta no es democracia, la aut?ntica nunca se puede convertir en libertinaje, en papanatismo, en cortedad c?vica, en dominio de las minor?as, en tiran?a de lo irregular. Es la ley, la norma y la responsabilidad lo que ha de primar. Es el orgullo de ser espa?ol y de conservar nuestras tradiciones y nuestra idiosincrasia lo que debemos preservar con dignidad y temperancia en la firmeza.

Camilo Valverde Mudarra
Publicado por CamiloVMUDARRA @ 19:35
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios